Fisioterapia Respiratoria en personas con daño neurológico

La fisioterapia respiratoria es una de las ramas de la fisioterapia que más ha crecido y evolucionado en las últimas décadas, debido a los buenos resultados de las técnicas.

Pueden benficiarse de ella tanto adultos como niños, incluidos los bebés. Esta intervención no sustituye al tratamiento médico, sino que lo complementa, posibilitando la reducción del  tratamiento farmacológico y la disminución del número de ingresos hospitalarios por infecciones respiratorias.

 

 

¿Qué es y en qué consiste?

 

La fisioterapia respiratoria utiliza un compendio de técnicas e instrumentos dirigidos hacia los objetivos específicos planteados para cada paciente, llevados a cabo por un Fisioterapeuta especializado que sigue siempre el consejo médico. Estas técnicas utilizan el control voluntario de la respiración por parte del paciente (si lo hay, si no es el terapeuta quién sigue su respiración) además de distintos posicionamientos del pulmón, que serán llevados a cabo colocando al paciente en distintas posiciones. En ocasiones, como se adelantaba, también intervienen aparatos e instrumentos. Siempre teniendo en cuenta la mecánica ventilatoria y las limitaciones específicas del paciente. Cabe destacar que son técnicas totalmente indoloras y nada agresivas.

 

¿A quién va dirigido?

Pueden beneficiarse de esta intervención tanto adultos como niños (incluso bebes). Algunas de las afecciones más frecuentes que se pueden beneficiar de la fisioterapia respiratoria son:

  • En el adulto: bronquitis, neumonía, EPOC, bronquiectasia, asma, cáncer, pre-post cirugía tóraco-abdominal, trasplante pulmonar, otras enfermedades (neuromusculares, neurológicas …)
  • En niños y bebés: bronquiolitis, fibrosis quística, asma, neumonías, atelectasias, cualquier enfermedad respiratoria que curse con aumento de secreciones y/o dificultad respiratoria, problemas respiratorios asociados a otras enfermedades (neuromusculares, neurológicas, metabólicas…).

 

¿Por qué es útil la fisioterapia respiratoria en personas con daño cerebral adquirido?

 

Las personas con daño cerebral adquirido presentan, en muchas ocasiones, debilidad y atrofia muscular con alteración de la mecánica ventilatoria (patrón restrictivo), pudiendo llegar a producir un intercambio gaseoso deficitario. Además, estos déficits también repercuten ante un episodio de aumento de secreciones bronquiales (como puede ocurrir por ejemplo ante una infección respiratoria) dificultando su expulsión, y consecuentemente, manteniendo la secreción infecta dentro del árbol bronquial; lo que dificulta el paso del aire hasta los alveolos. También tienen relevancia las aspiraciones debido a la alteración de la deglución, y el reflujo gastroesofágico. Las personas con daño neurológico sufren como consecuencia de las dificultades respiratorias numerosos ingresos hospitalarios lo que afecta a su nivel general de salud.

 

Entre los beneficios y objetivos que se trabajan en fisioterapia respiratoria se encuentran: la movilización y expectoración de secreciones, el aumento de la efectividad de la tos, la mejora del balance y del control de la musculatura respiratoria, el aumento de la ventilación pulmonar y oxigenación y la mejora de la sensación de disnea aumentando la capacidad aeróbica.

 

En Reintegra entendemos la neurorehabilitación como un abordaje interdisciplinar y la intervención en los déficits respiratorios no es una excepción. La capacidad respiratoria afecta a múltiples funciones y debe ser abordada por diferentes profesionales (por ejemplo el logopeda en relación a la relación entre la capacidad respiratoria y las funciones del habla y de la deglución). En Reintegra las intervenciones son individualizadas y dependen de las necesidades específicas de cada paciente, en cuanto a la fisioterapia respiratoria esta puede ser una intervención exclusiva y específica si el paciente sólo precisa de este tipo de técnicas; o, puede estar integrada dentro del tratamiento global de fisioterapia, cuando el paciente presenta más déficits o más patologías que la respiratoria. Cabe destacar que también realizamos intervenciones de fisioterapia respiratoria de manera preventiva, en aquellos pacientes que presenten un alto potencial de posible afección respiratoria debido a su patología. Ello se lleva a cabo tanto desde una prevención primaria para evitar la aparición de eventos respiratorios; como desde la prevención secundaria, manteniendo estructuras y funciones en el posible mejor estado con el fin de resolver dichos eventos de manera más rápida, eficiente y con menor comorbilidad.

 

¿Sabías que…?

¿Sabías que el Peak-Flow puede ayudarte a evitar un ataque asmático?

El Peak-Flow es un instrumento diseñado para medir el pico flujo espiratorio máximo (PEF), medida que normalmente toman los profesionales en la recogida de datos. Pero esta herramienta permite al paciente con asma predecir un ataque asmático, ¿cómo?:

  • En primer lugar deberemos mantener un registro de los valores habituales de nuestro PEF.
  • Si en algún momento, este valor desciende un 15% de las medidas habituales, estaremos expuestos ante un mayor riesgo de sufrir el ataque asmático a lo largo del día1.

De esta manera, podremos evitar realizar actividades o hábitos que desencadenen broncoespasmo, previniendo el ataque asmático. Cabe destacar que esta herramienta se encuentra al alcance de los pacientes y no supone ningún riesgo para la salud.

 

1 De Baets F, Bodart E, Dramaix-Wilmet M, Van Daele S, de Bilderling G, Masset S, et al. Exercise-induced respiratory symptoms are poor predictors of bronchoconstriction. Pediatr Pulmonol (2005) 39(4):301–5.10.1002/ppul.20185.

 

Compártelo en tus redes:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Noticias
Contacto por Email
Facebook
Facebook