Neuro-rehabilitación infanto-juvenil

Con motivo de la reciente apertura de la unidad de rehabilitación infanto-juvenil en Reintegra, hemos querido realizar esta entrada del blog a modo de presentación y aclaración del papel de la rehabilitación en este ámbito. Aquí os queremos aclarar algunas de las dudas más comunes:

¿La Neuro-Rehabilitación Infantil es diferente de la Neuro-Rehabilitación para Adultos?

La neuro-rehabilitación infantil se diferencia de la que habitualmente llevamos a cabo con adultos en el abordaje y la etiología (causas) de las patologías a tratar. Una de las principales diferencias es que, habitualmente, el adulto con una lesión cerebral, previamente ya ha concluido su desarrollo psicomotor; mientras que en los niños y niñas este desarrollo se está llevando a cabo y aún está en proceso de descubrir y adquirir, acorde a su edad, los diferentes hitos y habilidades psicomotrices, comunicativas, cognitivas y funcionales que le correspondan. Así, cuando trabajamos con niños/as, tenemos que mejorar su funcionalidad de hoy, pero a la vez apoyar su futuro desarrollo. Además, mientras que con los adultos podemos dar instrucciones muy específicas sobre las acciones que queremos que pongan en marcha, con los más pequeños el tratamiento lo orientamos, principalmente, a través del juego y/o actividades que le motiven, enfocados a acompañar un desarrollo normalizado, guiando el desarrollo cognitivo, comunicativo, físico-motor y, especialmente, funcional.

De esta manera podremos definir unos objetivos principales a los que irá dirigido el tratamiento:

  • Estimular y fomentar el desarrollo psicomotor.
  • Prevención de retrasos y/o alteraciones.
  • Identificar trastornos a fin de intervenir precozmente.
  • Intervención en caso de trastorno o retraso.
  • Educación y asistencia al entorno familiar y escolar.
  • Adquisición de autonomía personal y aprendizajes escolares.

¿A quién va dirigido?

La neuro-rehabilitación infantil irá enfocada tanto a los niños y adolescentes con patologías cerebrales o neurológicas, como a su entorno familiar. La implicación de la familia en el tratamiento es esencial para que el niño o adolescente adquiera las habilidades e hitos correspondientes a su edad y desarrollo. Un ejemplo de esta implicación familiar podría ser enseñar a los papás un juego en el que el niño/a tenga que controlar su postura y movimientos con las manos y brazos, pero con el que está tan entretenido/a que no se da cuenta de que está haciendo terapia, y los papás ejerciendo de terapeutas.

Estas son algunas de las patologías más comunes en las que la neuro-rehabilitación infantil juega un papel fundamental:

  • Daño cerebral adquirido: ictus, TCE (Traumatismo Cráneo-Encefálico), tumores cerebrales y otros procesos oncológicos, encefalopatías, síndromes epilépticos, hidrocefalia infantil, etc.
  • Daño cerebral congénito: parálisis cerebral infantil (PCI), malformaciones cerebrales, espina bífida, alteraciones metabólicas, enfermedades genéticas, alteraciones cromosómicas
  • Trastornos del desarrollo: prematuridad, trastornos del desarrollo motor…
  • Trastornos conductuales: independientemente de la etiología.
  • Niños y niñas con problemas o dificultades: motoras, cognitivas, comunicativas, sociales, conductuales emocionales, de autonomía.
  • Otras patologías: epilepsia, enfermedades neurodegenerativas, distrofias musculares, parálisis braquial obstétrica, plagiocefalia, privación o alteración de sentidos (niños ciegos o sordos podrán tener un retraso en su desarrollo motor)…

 

¿En qué consiste la Neuro-Rehabilitación Infantil en Reintegra?

Teniendo en cuenta que la neuro-rehabilitación infantil y juvenil es el medio de tratamiento de cualquier niño o adolescente que presente un trastorno que afecte a su neurodesarrollo (cognitivo, comunicativo, físico-motor, psicomotor, funcional, etc.), en Reintegra creemos que es esencial un abordaje integral y un enfoque transdisciplinar para fomentar las mejorías del niño, niña o adolescente en todas las áreas de funcionamiento y dotarles de la mayor autonomía posible.

Por ello, nuestro equipo está formado por fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, logopedas y neuropsicólogos, especializados en el ámbito neurológico; y con una gran experiencia en el tratamiento coordinado de patologías neurológicas. Teniendo especial comunicación con todos aquellos profesionales (educadores, cuidadores, médicos, especialistas, etc.) que sean necesarios en el desarrollo de la rehabilitación del niño.

Así mismo, ofrecemos atención y asesoramiento periódico a los padres y familiares a través de la Escuela de Padres y/o Terapia Familiar, ya que el abordaje integral requiere que todas las personas relevantes para el niño o adolescente conozcan y compartan los objetivos terapéuticos y la metodología de trabajo.

En las próximas semanas iremos ampliando información sobre la forma de trabajo y las terapias que realizamos.

 

 

¿Sabías que…?

Una alteración en el desarrollo psicomotor normal del niño se puede identificar en las primeras semanas de vida a través de signos de alarma determinados. Un ejemplo de estos signos de alarma son los siguientes:

  • La fijación de la mirada suele aparecer, en un 40% de los niños, en la 4ª semana; y en un 75%, en la 6ª semana de vida.
  • La presencia de manos constantemente en puño con el pulgar incluido más allá del primer trimestre es signo de alarma.
  • La ausencia de sonrisa social de interacción más allá del primer trimestre también podría indicar alguna alteración.
  • La boca es el centro de atención y exploración del niño en sus primeros 6 meses, si el niño no se mete las manos en la boca en este periodo podría determinar un signo de alarma.

Cabe mencionar que pese a que el desarrollo psicomotor del bebé está determinado en hitos definidos por la edad y que se deben de tener en cuenta desde los primeros días de vida, la presencia de uno de estos signos no implica necesariamente la presencia de una alteración neurológica o retraso en su desarrollo, sino que son un compendio de comportamientos los que dan lugar a síntomas específicos de una alteración.

Contacto por Email